Cero K

El segundo libro del autor Neoyorquino con el que me enfrento. Igual que el anterior es difícil de leer, de pocas páginas pero muy intenso. Con muchos cortes en el tiempo y el discurso. El protagonista nos narra sus experiencias,  describe sus pensamientos y nos introduce en su sentir sin tapujos. Las conversaciones se suceden con los otros personajes y él mismo nos las analiza y nos las traduce, como si los lectores fuésemos niños perdidos e ignorantes.

No se trata de seguir la trama o el argumento. Es una lucha con las ideas del protagonista y sin saber si nos quiere perder o encontrar.

El libro se divide en dos partes. La primera de carácter futurista. La segunda que transcurre en un inmediato futuro es una vuelta atrás, hasta cerrar el círculo.

El tema que nos preocupa, la inmortalidad. No un deseo antiguo por perpetuar la existencia. Sino un deseo nuevo por existir cuando todo lo malo haya acabado. ¿Miedo a la muerte? Algo más lejos de los sueños: miedo a la vida.

La madrastra y el padre del protagonista deciden criogenizarse. En un lugar opresivo hasta la extenuación. Él sólo piensa en respirar. Pero a través de sus ojos vemos la realidad de nuestra era, la postmodernidad. Enfrentandonos al deseo tan humano de huida, ante el horror y la insignificancia.

Recomiendo el libro a los lectores que quieran pasar un mal rato. A los que les guste no entender ciertos párrafos. Y sobre todo a aquellos optimistas que creen en un futuro mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s