El ángel Esmeralda

Es un libro de nueve cuentos, escritos a lo largo de la trayectoria del autor, y publicados en diferentes revistas. Seleccionados por él y expuestos en orden cronológico al año de publicación. El primero de 1979 y los dos últimos de 2011. Próximos a la aparición de dicha recopilación. El título de uno de ellos da nombre a la obra El ángel Esmeralda de 1994. Supongo que por ser el favorito de Don Delillo, y en mi opinión el más acabado.

Evidentemente la temática de cada cuento es diferente, sobre todo teniendo en cuenta que el escritor hace referencia a acontecimientos y objetos de su presente histórico, que coincide habitualmente con el de la narración. Y desde 1979 hasta el 2011 el presente histórico y las preocupaciones de Delillo cambian sustancialmente. En una entrevista, él encuentra un nexo entre todos ellos: la desesperación.

Me centraré en comentar el cuento que da título a la obra. En él, DeLillo nos escribe sobre la megalópolis, los guetos, los “olvidados” de nuestra civilización. En Cosmopolis se ve la ciudad desde una limusina. En este caso desde una furgoneta que reparte comida a los marginados y excluidos. A través de dos monjas que mantienen una tensión por comprender lo que ven y comprenderse la una a la otra así como así mismas. La realidad es esquiva, es flujo incontrolado, es terrorífica. Una niña escapa a toda ayuda, a toda comprensión. El destino es previsible y cruel. No todos los niños reciben su regalo. Esmeralda, la niña, se volverá presencia y la monja acabará reflexionando sobre la memoria y el vacío de las calles. Don DeLillo con su peculiar estilo nos hace reflexionar sobre la ciudad red postmoderna, los miedos que encierra y la incertidumbre en la que se asienta.

Dejo el siguiente Link con comentario del libro en el diario ABC, que sirve para completar la reseña http://www.abc.es/20121015/cultura-cultural/abci-angel-esmeralda-delillo-formato-201210151041.html

Recomendable a todos los fans del autor. Puede servir de acercamiento a quienes no hayan leído nada de Don DeLillo. Es un autor difícil de entender. Sus narraciones en primera persona, y sus diálogos son opacos y llenos de disgresiones. Abusa en pararse a narrar acontecimientos en apariencia insignificantes. Pero es un autor muy actual que invita a pensar la actualidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s