Instrumental – James Rhodes

libro-guay-marte

Muy pocas veces me dejo llevar por las críticas que suelo ver en conocidos, familiares y amigos, y más si la recomendación en cuestión tiene por objeto un libro que ha salido hace relativamente poco (intento huir de modas y tendencias, lo que me convierte en un ser huraño, arisco y antipático). Por ello, difícilmente se entiende que haya accedido a leer el libro que protagoniza esta entrada, y del cual únicamente conocía la temática principal del mismo: La música clásica. Y de hecho, también la principal razón que me llevó a leerlo.

Siempre me ha gustado la música, tanto en vertientes tradicionales como en las más extremas. Desde el exageradamente oscuro black metal hasta, efectivamente, la música clásica. Desde el genialísimo Requiem de Verdi hasta el Lago de los Cisnes de Tchaikovsky, pasando por los geniales Brahms o Dvořák. Así pues, existía una razón de peso para empezar Instrumental, y con ello, una razón más para embarcarse en el apasionante mundo de la música.

Instrumental: Memorias de Música, Medicina y Locura es un libro escrito por el famoso concertista de piano James Rodhes, de origen británico, conocido por ser una de las mayores influencias en el movimiento renovador de la música clásica, así como por su trágico pasado relacionado con abusos sexuales.

James Rhodes fue abusado sexualmente a los cinco años de edad, y, muy lejos de convertirse en un libro autobiográfico acerca de la lucha por convertirse en un gran músico, acaba convirtiéndose en un descenso a los infiernos, en el cual la música cobrará una gran importancia, no únicamente en el futuro del músico, sino en su propia supervivencia a lo largo de los años, de una manera tanto física como mental.

La mentalidad del autor será el gran protagonista de la historia. Diagnosticado con casi una decena de síntomas, todos ellos relacionados con sus abusos, Rhodes nos cuenta su vida tal como la vivió, de una manera tan sincera que en ocasiones resulta incluso dolorosa para el lector, en gran medida por el cruel realismo que presenta página tras página.

Cada capítulo está adornado con un tema musical que acompaña a la perfección cada capítulo, y a la vez, cada una de las piezas musicales es explicada por el mismo Rhodes con una breve introducción, muy al estilo de los conciertos que suele dar, dirigido en gran parte hacia un público no aficionado a la música clásica. (Y por el cual reivindica uno de sus más importantes puntos de vista: La necesaria renovación de la música clásica, estancada desde hace casi un siglo por elitistas y tradicionalistas)

Resulta increíble la manera en que la música envuelve mágicamente el libro, incluso de una manera tan mágica como ha obrado en la vida de James Rhodes, consiguiendo que el lector entre en un mundo tan increíble, tanto como sus oídos estén dispuestos a escuchar.

Sin ser un gran aficionado a la música para piano, me he quedado fascinado con determinadas piezas musicales (por poner un ejemplo, la famosa Chacona de Bach, el concierto nº2 para piano de Prokofiev, o el concierto nº7 también para piano de Bruckner), todas ellas mencionadas como ejemplo de la maravillosidad de la música clásica, a modo de banda sonora de cada uno de los capítulos.

Es difícil explicar de una manera exacta todos los sentimientos que me ha transmitido Instrumental, tanto desde su apartado “musical” como desde las vivencias del autor. A lo largo de las páginas, difícilmente he podido ver el libro como una biografía, ya que más bien me ha parecido el viaje en busca de la felicidad de un hombre roto y desdichado, pero luchador al fin y al cabo, por él y por la gente que ha estado a su lado a lo largo de los años.

Me gustaría poder hablar abiertamente de cada uno de los momentos que hacen Instrumental un libro muy especial para mí, pero explicar matices de la vida de James Rhodes sería quitarle cierto protagonismo al libro, y con ello, ciertos matices que prefiero que descubráis por vosotros mismos mientras escucháis cada una de las grandísimas piezas de música clásica que tiene preparadas para vosotros.

Sinceramente, a mí me ha encantado, y vivir junto a Rhodes su descenso al abismo ha sido una experiencia dura, pero tan dura como puede ser la realidad misma y el mundo en el que vivimos. Y más si comprendemos la despiadada actualidad de un tema tan cruel como puede ser el abuso sexual de menores.

Anuncios

2 comentarios en “Instrumental – James Rhodes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s