País de Nieve

Segunda novela que leo del autor japonés y premio Nobel Yasunari Kawabata. Está dividida en dos partes. Escrita con narrador omnisciente y conversaciones entre los protagonistas. La ambientación es el Japón rural, lugar que centra la novela, por su carácter solitario y nevado, rodeado de altas montañas. Los protagonistas son un viajero de la gran ciudad Tokio, y una muchacha que aprende y se convierte en Geisha. La muchacha ha nacido en la población montañesa y allí encontramos su historia vital que iremos descubriendo durante la narración. Por el contrario el protagonista masculino carece de un pasado que se pierde en la lejana metrópolis. El argumento es la complicada historia de amor entre ambos personajes centrales. En dos momentos o viajes diferentes. La segunda parte más extensa que la primera narra la vuelta del protagonista masculino al País de la nieve para el reencuentro, lo que le hace alargar su estancia.

La novela supera con creces la apariencia inicial de argumento de pasión y enamoramiento. Pues el autor nos envuelve con las descripciones del paisaje y con las costumbres del Japón rural. La relación amorosa es tan exótica para el lector europeo como extraña al estar a medio camino entre lo tradicional rural y la modernidad que se instala en Japón. Y para contrastar y darle fuerza dramática un tercer personaje femenino va cogiendo protagonismo hasta cerrar el libro con su desenlace.

Personalmente me ha gustado más que el anterior libro leído del autor “La pandilla de Asakusa”. Me ha gustado que consigue crear un clima y mantenerlo hasta el final. Las montañas y la nieve son sólo la capa fría y distante que oculta la pasión latente y la tragedia.

Recomendable a los apasionados de la cultura japonesa. Se lee rápido. Es una exótica pero entrañable historia de amor.

Anuncios

Reseña de “Culpable” de Jim Butcher

13558183

Pues ya ha caído el número 8 de la saga de Harry Dresden. Y sigo queriendo continuar con su lectura. Ha sabido mantener mi atención durante todo el libro y he vuelto a devorarlo en poco tiempo. Pero, como dije en el número anterior, no puedo ser imparcial con Harry. Simplemente me encanta. El héroe imperfecto que sufre y sangra y que tiene su lado oscuro como cualquiera, pero que también es capaz de sacrificarse por lo que cree que es justo. Todo eso sin dejar de reírse de sí mismo y de hacer bromas hasta en el peor momento. Un héroe humano, con sus problemas sentimentales y con necesidades físicas, que no le impiden hacer lo correcto… a pesar de todo.

Esta vez se enfrenta a un asunto de magia negra, pero no dejamos de avanzar en el resto de historias: el enfrentamiento con las hadas de anteriores libros que cada vez se complica más, el Consejo Blanco con sus rígidas normas, la amistad con Murphy, la relación con su medio hermano Thomas. Y, por supuesto, con Bob. Muchos hilos que siguen desarrollándose en este libro y que mantienen el interés. Y… una nueva circunstancia que va a dar mucho juego en posteriores libros, estoy segura. Evito el spoiler.

En resumen, nuevo libro para disfrutar de este mago de Chicago. El único que se anuncia en las páginas telefónicas. Y que seguirá haciendo sonreír a sus fieles seguidores, como esta servidora. Un libro entretenido que no se hace pesado en ningún momento.