Diez relatos de crimen y misterio


Un recopilatorio ideal para el verano, de diez historias cortas y entretenidas sobre asesinatos misteriosos que deben explicarse, si tienen explicación. Pero para éstos diez maestros escritores de la intriga y el misterio todo tiene explicación. Otra cosa es que la queramos o no creer. Podemos hablar de relatos clásicos, no sólo por su antigüedad, sino por su fama. Escogidos por su brevedad y su calidad, y como dice el dicho: lo bueno si breve dos veces bueno.

En estos relatos aparecen esqueletos, robos, venganzas, envidias, sangre y por supuesto muerte. Y sólo los mejores son capaces de aclarar el misterio, Sherlock Holmes, el Padre Brown, veteranos inspectores, hombres de ciencia y de indudable inteligencia que ayudan a poner los puntos sobre las íes. También algún relato sirve para demostrar que la inteligencia no está sólo entre los que luchan contra el crimen. 

Recomendable a quienes se inicien en el relato policíaco o de resolver crímenes. Y a todos aquellos que gusten del misterio. La verdad suele estar más allá de la simple apariencia de lo creemos que es la verdad.

La agonía del cristianismo

Pequeño libro de apenas 100 páginas que el autor Miguel de Unamuno dedica a reflexionar sobre el cristianismo. En el momento de escribirlo se encontraba exiliado en Francia, y como él mismo reconoce echando de menos su España natal. Escribe por tanto desde una situación de añoranza y en un período de estudio de la religión. 

Es Unamuno un pensador de su época y para su época. Escribe sabiendo que no le leerán en el lejano Oriente, sino más bien los seguidores o detractores de su país de procedencia: una España convulsa y dividida. Considerado un gran polemista, seguidor de llegar a la verdad a través de la discusión y el debate, al estilo Sócrates, pero profundamente convencido de llevar la razón y ser suya la verdad. En este libro analiza “la agonía” del cristianismo. Y todo él se centra en definir y remarcar el significado de dicha agonía. Para Unamuno es lucha, es vivir en la contradicción, en la discusión constante consigo mismo y con la sociedad. Unamuno es el gran defensor del individuo, que está por encima de toda ideología y nación. Por ello empezará defendiendo al cristiano solitario y místico por encima de cualquier orden monacal o religiosa. El libro durante nueve cortos capítulos va defendiendo su postura, anticipándose vehementemente a las críticas que podría recibir, y recalcando la cantidad de contradicciones que hay en sus posibles críticos. Así hablará de Pascal y su cristianismo racional, de la orden de los jesuitas, del cristianismo Calvinista, etc. Todo con la idea de defender su postura de la vida cristiana como una lucha constante y trágica. Lo que coincide con la época de la España en la que vivió y con el pensamiento de la generación del 98 al que se le adscribe. Ejemplo la novela “La busca” de Pío Baroja.

El libro es recomendable a los que gusten polemizar y pensar sobre la religión y la sociedad. Se lee fácilmente y es considerable la capacidad del autor para “llevarse el gato al agua“. Estamos ante un pensador que no rehuye la batalla. Con un pesimismo siempre discordante.

La cantante calva – El maestro – La lección


De nuevo reseño un libro de Ionesco, compuesto por tres obras de teatro, cada una de ellas de un sólo acto. Todas tienen el mismo componente irónico y sarcástico. Las conversaciones se suceden de la forma más inverosímil posible, lo que será catalogado como “absurdo”. En este sin sentido aparente los personajes se mueven por el escenario como algo habitual y completamente normal. Lo que hace que sean escenas humorísticas y no una representación de locos. Por ejemplo cuando llaman a la puerta y al ir abrir no se encuentra nadie, y al volver a llamar a la puerta la dueña de la casa se niega a ir abrir pues no hay nadie. Lo que genera un debate sobre la imposibilidad de que no haya nadie tras la puerta cuando están llamando. La discusión es tan normal como si no fuese la primera vez que ha ocurrido, como demuestra la primera y sucesivas veces que ocurrirá durante la escena. Lo que provoca en el lector y el espectador la risa. 

Ionesco juega con lo inesperado, con los silencios, con la comunicación entre “sordos” o fallida. Cabe preguntarse si el autor nos quiere hacer pensar sobre la rutina, cuando los errores se repiten hasta pasar desapercibidos, siendo incluso tomados por aciertos. Y sobre todo el autor juega con el público de la obra, con lo que sabe o deja de saber. El maestro por ejemplo es una magnífica forma de representar la expectación, creandosela al espectador, para al final mostrarle engañado, habiéndose dejado llevar “sin cabeza”. La lección es divertida y nos muestra la forma más educativa de destruir a un educando, de sumirlo en una muerte cerebral. 

El libro es corto, se lee en poco tiempo y es recomendable para quienes gusten del teatro moderno, por supuesto del “teatro del absurdo“. Hay que leerlo con intención de divertirse.

Envidia

Nos encontramos con un libro breve, moderno y rupturista. El autor escribe en la extinta URSS y publica esta narración en 1927. ¿Qué quiere expresar el autor Yuri Olesha con esta obra?. Difícil de saber incluso para los censores del régimen bolchevique socialista soviético.

Es un libro dividido en dos partes. En la primera el protagonista nos narra en primera persona lo que ve y siente. Mediante algunos diálogos y reflexiones nos encontramos con un descarriado y mísero hombre viviendo por “caridad” en casa de un próspero y famoso industrial, encargado de elaborar embutidos. En pleno desarrollo del socialismo comunista, y su realismo socialista

La segunda parte se aleja aún más de la realidad. El estilo cambia a narrador omnisciente mezclado con narración en primera persona. Toma protagonismo el hermano del Industrial, que inventa pero de forma surrealista, sin sentido. Es un personaje beodo que roza la locura. La narración tiene saltos temporales. Y se hace mucho más divertida. El protagonista que acabó odiando al caritativo industrial en la primera parte, entra en una loca amistad con su hermano. Ambos olvidados de la sociedad de la URSS, se harán cómplices y encontrarán la felicidad. De este final, se deduce que el autor se pone de parte de los locos felices que viven en libertad, alejados del realismo y de los triunfos y del progreso del sistema socialista soviético.

Es una obra recomendable a quienes gusten de la literatura moderna del siglo XX. No es comparable a Boris Vian, en Francia; pero ser rupturista en la URSS era más difícil y Yuri Olesha consigue confundir al lector de hoy y al censor soviético de 1927.

Sócrates enamorado

Estamos ante un libro que intenta abordar la realidad contemporánea del siglo XXI, desde un punto de vista filosófico y a partir del maestro de la antigua Grecia Sócrates. El autor va por el mundo organizando charlas-debate en lo que llama “Café Sócrates”. El libro tiene análisis de los postulados del filósofo Sócrates en los libros que sobre sus pensamientos escribió Platón, su discípulo. Pero sobre un tema concreto: el amor.

El libro se divide en seis capítulos, cada uno aborda un tipo de amor. Según lo dividió Sócrates y que coincide con la tradición de la antigua Grecia. El último aborda lo que Phillips, autor del libro, considera el “amor socrático”. Cada capítulo contiene charlas del “café Sócrates” y teorías filosóficas o Morales de autores contemporáneos. Por ejemplo destaca Martha Nussbaum. El primer capítulo habla de EROS : amor erótico. El segundo habla de STORGÉ : amor familiar. El tercero trata la XENÍA : amor por el forastero. El cuarto capítulo la PHILÍA : amor de la amistad y el quinto capítulo se centra en la AGÁPE : amor incondicional y la máxima expresión del amor en la antigua Grecia. Es un amor cargado de moralidad pues no espera nada a cambio. En el último capítulo el autor nos describe el AMOR SOCRÁTICO que coincide con lo que es el amor platónico. Y en las últimas páginas relaciona a Sócrates, racional y en busca de un amor verdadero con el personaje del Quijote, quién tiene un amor ilusorio.

En mi opinión el libro es un homenaje al método socrático de llegar a la verdad mediante el diálogo, pero el diálogo transcrito es siempre interesado y coincide con la postura teórica del autor del libro. Crítica que se le ha hecho a Platón, el discípulo que escribió los diálogos que tenía Sócrates y que coincidían con la postura de Platón. Tengo dudas de si se podría hacer un análisis más profundo de los diferentes aspectos del amor. Compartiendo con los lectores posturas opuestas o contradictorias.

El libro es recomendable a quien guste leer sobre filosofía, y sobre todo sobre los problemas de la sociedad contemporánea. No busquen en el libro ejemplos de amor platónico. Ni como amor no correspondido ni como búsqueda de la Belleza en sí.

La muerte de Sócrates

Romano Guardini analiza los textos de cuatro libros del filósofo Platón que versan sobre la muerte del maestro y también filósofo Sócrates. En estos textos Platón nos muestra a un condenado a muerte que no ha hecho grandes esfuerzos en su juicio para no serlo, dispuesto a no huir e impaciente por demostrarse la verdad filosófica sobre la vida eterna, más allá de la muerte. El teólogo Guardini pone los textos de Platón en cursiva y a posteriori hace su comentario. De esta forma va hilando el discurso. Dibujando a un Sócrates convencido de hacer lo más justo. Pues la justicia es una “Idea” que se integra o pertenece a otra “Idea” superior que es el “Bien”. Platón utiliza estos textos para exponer su teoría filosófica.

La muerte de Sócrates es un libro en el que predominan los diálogos, entre Sócrates y sus amigos o discípulos. Entristecidos por el envenamiento del maestro y su desaparición. En estos diálogos el filósofo les tranquiliza debatiendo sobre la vida más allá de la muerte. Convenciéndoles que su espíritu será libre e irá con los dioses. Guardini en el libro después de indicarnos los peligros de considerar que una idea es absoluta. Nos pone en evidencia la religiosidad que subyace al diálogo de Sócrates. No es que el maestro griego no ponga en duda las creencias mitológicas de los dioses. Pero ya el oráculo le dice que nadie hay más sabio que él. Y cómo él sabe que nada sabe, se debe dedicar a la filosofía aunque le cueste la vida. Esa búsqueda de la verdad, le hace entender la vida eterna del espíritu. Y por ello su muerte es una liberación de las cadenas de lo material y corporeo. 
El libro es recomendable a quienes sientan interés por la filosofía. Por el mundo antiguo griego. Se lee de forma amena, y las mismas ideas se van repitiendo en los distintos textos analizados, para obtener un idea de conjunto al final del libro. Por supuesto el libro tiene mucho contenido para pensar y analizar lo acertado del discurso.

Señora Ama // La Malquerida

El libro del premio nobel Jacinto Benavente, consta de dos obras de teatro. La primera es una comedia y la segunda un drama. Ambas situadas en un escenario rural de la España de la época en la que se escriben. Nos encontramos a principios del siglo XX. Decir que el mundo en esa época estaba convulso no nos va a servir para catalogar dichas obras de teatro. El autor es seguidor del “Realismo” y en estas obras dibuja perfectamente la psicología de sus protagonistas. Como siempre en las ediciones de Cátedra, se hace una introducción con comentarios de la evolución del autor, y de las obras que se publican en dicha edición.

En resumen nos encontramos con dos protagonistas femeninas, de fuerte carácter y claras convicciones. Ambas están casadas, y en el pueblo sus matrimonios dan mucho que hablar, por los comportamientos de ambos maridos. Benavente escribe como bien sabe que hablan en los pueblos de principios de siglo XX, y lo que puede parecer difícil de leer nos hace más creíble la trama. En ambas obras de teatro una mujer joven y guapa será determinante para impulsar la narración hasta el desenlace. Hasta aquí todo parece previsible, matrimonio y guapa jovencita que se interpone entre ambos en un pequeño pueblo deseoso de que pase algo extraordinario. Pero les invito a seguir leyendo, mejor dicho a comenzar a leer las obras de teatro.

Benavente, querido por su público, no quiere dejarles indiferentes. Les pone ante los ojos lo que son, sus costumbres y sus valores. Para hacerles reír o llorar. Pero sobre todo para que piensen: “eso mismo podría pasarnos a nosotros”. Pero para el lector de principios del siglo XXI no escribió Benavente. Sin embargo no deja indiferente. En mi opinión las dos obras muestran los grandes cambios acaecidos en el siglo, a pesar de aquellos que opinan que nada cambió. Claro que muchos opinarán que en lo esencial todo sigue igual. Pero ese debate no tiene nada que ver con Benavente.

El libro es recomendable a los que gustan del teatro. A quienes se interesen por conocer España a principios del siglo XX, sabiendo que nos encontramos con ficción pero cercana al realismo. Leer lo que en su tiempo fue un premio nobel.

Historia de la muerte en Occidente: Desde la Edad Media hasta nuestros días

El libro consta de dos partes, la primera un ensayo sobre el verdadero tema del libro: Las actitudes frente a la muerte. La segunda parte es un recopilatorio de publicaciones entre los años 1966 y 1975, en los que aborda con más o menos profundidad el comportamiento de las personas frente a la muerte, la suya y la de los demás.

El autor Philippe Ariès, reconocido historiador francés, basándose en las teorías de otros autores va a plantear su explicación de en qué periodos históricos cambia el comportamiento y el pensamiento sobre la muerte. Desde una muerte que el califica de “salvaje”, previa a la Edad Media, naturalizada, desmitificada y que no genera temor. Llegamos a través de pequeños cambios en momentos concretos de la historia, a la muerte “domesticada”. El autor considera que la muerte de volvió un acto social y comunitario en el que el moribundo era el protagonista principal. El origen del testamento muestra al muerto preocupado por dejar constancia de sus desvelos  por el futuro de sus allegados y su comunidad. Así como la gran participación de personas de la población en el velatorio.

La alta Edad Media, traerá el alejamiento de los cementerios de la ciudad. El temor a las pestes, a las enfermedades contagiadas por el cadáver. El otro hito histórico para la actitud ante la muerte es el Romanticismo del siglo XVIII, momento en el que aparece el temor por la muerte del “otro”, de la persona amada. La exaltación del amor romántico dará lugar a velatorios de gran emotividad. La familia toma mayor importancia que la comunidad, y se ve reflejado en el testamento, que cada vez se circunscribe al reparto de bienes. Los deseos y desvelos ante el futuro se cuentan de forma privada a la familia. 

El siguiente cambio lo va a traer la modernidad y la ciencia. Los avances médicos, conllevan esa pérdida del temor a las posibles enfermedades. Y el protagonismo ante la muerte lo irá adquiriendo la enfermedad y posteriormente el médico. Según el autor después de la primera guerra mundial, siguiendo a otro autor, la exaltación emotiva del Romanticismo desaparece completamente por un tabú. Si antes no se podía hablar del sexo, tabú sexual, ahora no se puede hablar de la muerte. El silencio, en la comunidad y en la familia, se instala para rodear al moribundo. La muerte desaparece medicalizada, y lo importante es que suceda sin afectar emocionalmente. Para el autor los hospitales ayudan a este fenómeno actual, y el modelo norteamericano del “funeral homes“, dejan a un muerto resucitado con el maquillaje y el embalsamiento, del que despedirse rápida y cómodamente. Habiendo conseguido hoy en día domesticar a la muerte.

El libro es recomendable a los interesados en la historia y la sociología. El tema de la muerte es a pesar de la opinión del autor un asunto social. En Europa Occidental, la actitud ante la muerte se ve modificada por la historia de Europa, y los cambios de la actitud ante la muerte cambia la Europa Occidental. Por ejemplo hoy en día, en un mundo global también otras culturas influyen o influirán en nuestros pensamientos y comportamientos frente a la muerte y junto a ella. 

Psicología y adoctrinamiento político

Es un libro de reciente publicación que aborda de forma teórica y desde una perspectiva psicológica el adoctrinamiento. El autor es licenciado en psicología y trabaja en el sector del desarrollo de organizaciones, equipos y personas. En el libro se define “adoctrinamiento” para diferenciarlo del aprendizaje. El primero serían ideas, creencias y valores que el adoctrinador nos hace tener, independientemente de si son verdaderas o falsas, de si nos benefician o nos perjudican. Para el autor, el adoctrinador debe tener muchos recursos y poner mucho esfuerzo, pues adoctrinar es costoso y más si es de forma masificada. 

En el libro se propone un modelo de flujo, de etapas, en el que destaca la primera: el diagnóstico. A partir de la visión de un problema el adoctrinador nos dará la solución. La mayoría del texto se centra en explicar técnicas psicológicas utilizadas por los adoctrinadores, y que son similares a las utilizadas para el aprendizaje. Con lo que adoctrinar y enseñar no parecen diferenciarse. Sin embargo, el autor tomará un giro más social, al hablarnos de la comunicación persuasiva. Será entonces cuando veamos que en realidad habla de adoctrinamiento cuando se refiere a lo político y a lo religioso. 

El libro termina después de proponer formas de contraadoctrinamiento, en incidir que el adoctrinamiento no es malo ni bueno, pero habría que evitar el monopolio adoctrinador, abusivo y el uso velado del mismo, manipulador.

Es un libro recomendable a los aficionados a la teoría psicológica y sociológica. Es de aparente actualidad. Pero en mi humilde opinión no consigue desmarcarse de los fenómenos archiconocidos del “aprendizaje, propaganda y marketing”. Por ejemplo decir que la escuela resulta fundamental para el adoctrinamiento no me parece ninguna novedad. 

La madre del capitán Shigemoto

Corta novela, narrada en tercera persona, con una aparente protagonista: la madre del capitán Shigemoto. Pero en realidad es el personaje sobre el que gira la historia. El autor Tanizaki, basándose en una antigua historia de la cultura japonesa, siglo X, escribe el relato como si un viejo estuviera recordando los acontecimientos, y además fuese un experto en los poemas y el conocimiento de esa antigua época. Se puede decir, que la protagonista es la Antigua Japón. El libro fue publicado en 1949, y  en él se respira incienso, cerezos en flor, monjes, capitanes, emperadores, budismo y sobre todo estrictas normas sociales. 

El estilo del autor consiste en centrarse en los detalles, descripciones psicológicas y emotivas, dosis de humor muy moderno y todo ello concentrado en pequeños capítulos. La narración son 11 capítulos. Y cada uno aporta su grano de arena, para entender el final de la novela, que es abierto.

¿Qué interés puede tener saber la vida de la madre del capitán Shigemoto? Aparte del mero cotilleo, lo interesante es ver la importancia de la belleza, de la posición social, del sake, del amor, del sexo y del budismo en la Japón clásica. Evidentemente el papel de la mujer y por lo tanto de la madre del capitán Shigemoto dista mucho del papel de la mujer nipona de hoy en día. En la novela la madre es sumisa y obediente a los designios del marido y en general de los hombres. Pero el autor introduce a un personaje femenino irreverente y cruel, para diversión del lector moderno.

Por lo tanto recomendable a quienes se quieran acercar a conocer la cultura japonesa. Su literatura. Y a quienes les guste cotillear sobre asuntos amorosos. Y que tire la primera piedra aquél que no ha cotilleado sobre asuntos amorosos.