El diluvio música

El libro nos remite a la sociedad parisina de la década de los 60. En ella la cantante Brigitte Fontaine desarrolla parte de su carrera, y en ella vemos las ideas de decadencia, de suicidio que coinciden con las del libro El diluvio.

Otra canción de la misma cantante, del año 1966 que coincide con la publicación del libro.https://youtu.be/5X-V5haSF5s  En este caso tiene un toque jazzístico, y es por que en esa década el jazz de los Estados Unidos recala en la ciudad de las luces. Por ejemplo Thelonious Monk 


El Señor de los Anillos Musica

El Señor de los Anillos no es una simple saga de libros. El Señor de los Anillos es algo muy superior a la suma de sus partes: es la obra que encumbro y dignificó un género, lo sacó de los pulps y lo puso en la escena académica. La obra de Tolkien ha sido la punta de lanza que ha tenido el género fantástico de abrirse camino y demostrar que los mundos imaginarios son mucho más que un divertimento vacío para niños y adolescentes -aunque flaco favor le están haciendo al legado del sudafricano la mayor parte de los estrenos editoriales, tan hambrientos de éxito y fama que se dejan olvidadas en el tintero la magia, la imaginación, el ensueño-. Pero no solo dejó su impronta en la literatura; le pese a quien le pese, la trilogía cinematográfica que Peter Jackson realizó con las primeras luces del nuevo milenio también consiguió lo impensable: convertir al género fantástico en un taquillazo. Pocas películas han alcanzado las proporciones que alcanzo El Señor de los Anillos, ni siquiera El Hobbit, el mejor ejemplo de como las buenas intenciones se mancillan cuando el dinero vuelve a una productora avariciosa. Sin embargo, ni os traigo aquí un análisis de la obra de Tolkien, ni un comentario sobre las películas, hoy quiero mostraros como estos libros lograron influir en la música.

Esta de más decir o reivindicar la banda sonora original de las cintas compuesta por Howard Shore a estas alturas, creo que nadie puede negar ni su calidad ni su repercusión en la cultura popular. Leyendo estas lineas seguro que a alguno ya se le ha pasado por la mente alguna de las innumerables tonadillas de las películas. Por eso quiero mostraros la música que logro inspirar el libro, concretamente a Rick Wakeman, uno de los mejores y más importantes teclistas de rock, integrante de Yes durante algunos años y desde entonces autor de multitud de álbumes en solitario. Este Songs of the Middle Earth es un recorrido musical por los grandes momentos de la saga y los lugares que recorre La Compañia en su epopeya. No esperéis encontrar en este disco los bucólicos pasajes que daban vida a La Comarca ni esas fanfarrias épicas con sus coros profundos y amenazantes, el estilo de Wakeman es muy diferente, el es un teclista, uno de los mas rápidos y virtuosos que se han dejado ver en la escena musical, así que cada tema esta protagonizado, sobre todo, por numerosos teclados y sintetizadores, percusión electrónica y un enorme colorido. Aun teniendo un tratamiento netamente electrónico, no creáis que la atmósfera mágica se ve perturbada. Este álbum debe verse como un complemento, una interpretación personal que la obra de Tolkien ha dado desde su publicación, un homenaje más. Quien sabe, quizá os guste y os haga ver los libros y las películas con una perspectiva diferente. Por mi parte, me despido dejándoos en manos de los teclados de Rick Wakeman.

La historia de Samuel Titmarsh y el gran diamante Hoggarty Música 

Tenemos que volver a hablar del director Stanley Kubric, quién llevo al cine la versión del libro del autor William M. Thackeray, La suerte de Barry Lyndon, publicado posteriormente al de La historia de Samuel Titmarsh y el gran diamante Hoggarty.

Ambos libros tienen relación, al tener sus protagonistas un ascenso y una posterior caída en el éxito social. De ellos se sirve Thackeray para ironizar sobre la sociedad en la que habitan y sobre ellos mismos. Y Kubrick supo plasmar éstas características en la película Barry Lyndon de 1975. Pero la bondad del protagonista Samuel Titmarsh es todo lo contrario del protagonista Barry Lyndon, pícaro, cínico y malvado.

La película se llevó muchos premios. Pero yo quiero destacar el Oscar de la Academia de Hollywood a la Banda sonora. El vídeo que abre la publicación es en mi opinión todo un acierto, una de las mejores composiciones de Franz Schubert. Dejo otros dos vídeos, momentos importantes en la trama de la película, dónde se usa dicha composición musical.

https://youtu.be/qhvD58HUp3I
https://youtu.be/yxiZbMHn5RI