Biografías de Spinoza

Libro que contiene las diferentes biografías escritas en época del filósofo Baruch Spinoza. Compiladas por el gran especialista sobre la vida y obra de dicho filósofo, Atilano Domínguez. El libro contiene una introducción donde se nos explica la veracidad que hay que dar a las biografías que se presentan a continuación. Luego vienen las biografías por orden cronológico de aparición, y al final una parte de noticias y escritos de la época en la que aparece mencionado el filósofo Spinosa.

La lectura es muy amena, y ninguna de las biografías se centran en fechas y datos, sino que analizan la figura del filósofo en la época que le tocó vivir. Son sus contemporáneos quienes escriben sobre su vida, unos lo leen y lo valoran de una forma y otros lo valoran de otra muy distinta. Lo que queda claro es que las ideas plasmadas en sus libros no eran muy bien acogidas. Su vida y su obra se entrelazan para dibujar a un hombre honesto y respetable o todo lo contrario, una persona odiosa y confundida que ejemplifica el ateísmo. Otra cosa que queda claro es que murió pobre y con una fama que no buscó. Su preocupación no parece ser la fama ni el dinero, sino la verdad, y para ello dedicó sus esfuerzos en hayarla a través de la filosofía.

Es un libro interesante por lo que tiene de atípico. No es una biografía ni varias al uso, actualizadas y puestas al día por historiadores y biógrafos profesionales de nuestro tiempo moderno. Son biografías sin nada que actualizar e indagar, es la vida tal y como la vemos y la sentimos, sin paso del tiempo ni profesionales biógrafos contrastando datos. Interesante libro para quienes quieran acercarse a conocer a Spinosa, no su obra y su vida, pero sí su época.

Anuncios

El oro blanco. Historia de una obsesión

El autor Edmund de Waal es un reconocido artista y artesano que trabaja con la porcelana. En este libro convierte a dicha materia en la protagonista de varios viajes que el propio autor del libro realiza por las diferentes partes del mundo dónde se creo o descubrió. Nos encontramos con 500 páginas por tanto de reflexiones y de observaciones. Pero no son sólo observaciones del presente, sino que el autor se pone en la piel o mejor dicho la cabeza de los responsables de las creaciones de la porcelana en el pasado, y nos lo narra como un presente histórico lleno de realismo. Así nos hace sentir el ajetreo y la popularidad de la China imperial a través de los ojos de un jesuita que escribió sobre aquella extraña materia llamada porcelana.

No es por lo tanto un libro de historia con sus fechas y sus acontecimientos más relevantes. Sino más bien un libro lleno de historias en las que palpita un deseo, como bien dice el título una obsesión.

El autor Edmund de Waal también parece transmitirnos su propio deseo y obsesión por entender las razones de la belleza de los objetos fabricados con porcelana. Como otro viaje más por su interior y su experiencia nos narra su objetivo de hacer una exposición y de entender el porqué de la porcelana como algo bello y deseado. Llegando a la conclusión que es su color blanco lo que le confiere ese poder de atracción y belleza, que puede rozar la locura.

El libro es interesante a quienes quieran saber sobre la porcelana y conocer al autor Edmund de Waal. Es una narración entretenida al estar llena de aspectos psicológicos: reflexiones, sentimientos, deseos. La historia con mayúsculas aparece como un conjunto de anécdotas dando un toque íntimo al libro.

Dejo un Link de un comentario sobre el libro en el diario El país. https://elpais.com/cultura/2016/03/08/babelia/1457437718_872099.html

La rebelión de los tártaros

Pequeño libro que se lee de un tirón, no por ello menos interesante y apasionado. Thomas de Quincey escribe esta obra para alarde de su pluma y de su fantasía. A partir de un acontecimiento histórico el autor nos narra la aventura de los tártaros como nos gusta leerla, con sus calamidades y sus intrigas. No estamos ante un escrito histórico desapasionado, sino ante la épica de un Homero. No faltan las batallas y las descripciones interesadas. Al autor como en su obra ya reseñada “El asesinato considerado como una de las bellas artes” se detiene en explicarnos la lógica de los hechos sin entrar en valoraciones morales. Pero sin entrar en los detalles morbosos ni escabrosos.

El libro publicado por editorial Alianza tiene una pequeña introducción que resalta su poco interés histórico. Por lo que es recomendable a quien guste de la literatura de aventuras. Para disfrutar de la lectura durante un corto período de tiempo.

Juicios, visiones y pareceres

Pequeño libro editado en Salamanca para conmemorar ser ciudad europea de la cultura, año 2002. Una sucesión de citas sobre diferentes temas, que aparecen como título para orientar al lector. Se lee rápido entre sonrisas a pesar del castellano dieciochesco en el que está escrito. El autor salmantino Diego Torres de Villarroel, nos deja constancia en tan pocas líneas de todo su ingenio. Es un escritor español sin ninguna duda que hace de su capa un sayo, y de la fama buen provecho. No duda en criticar con sorna e ironía. De aquí que sea interesante y divertido leer unos textos tan antiguos. No parece que se preocupara Diego Torres de llegar a la verdad erudita sino a la simple verdad de Sancho Panza. En mi opinión se lee a un personaje que sabe de todo lo que se sabía en la Salamanca de aquella época, pero gustoso de formar parte de la farándula y mantener viva la llama de sus escritos que son como dice el título: juicios, visiones y pareceres. La opinión de todo un artista.

Recomendable a los lectores que quieran conocer el siglo XVIII, el ingenio español y a un personaje muy peculiar. Para mi el libro es breve y divertido. Y por lo tanto doblemente bueno.

Dejo Link con video de YouTube sobre el autor del libro.   https://youtu.be/w5sqrsASuAs 

Virginibus puerisque y otros ensayos

Un conjunto de 12+1 ensayos en los que el autor Robert Louis Stevenson reflexiona sobre asuntos que le preocupan de su época. Nos encontramos a mediados del siglo XIX, en el período de la Revolución industrial, y entre grandes ciudades que crecen al ritmo de sus industrias y la inmigración del campo a la ciudad, vemos como a este autor le preocupa el matrimonio y su encorsetamiento, el ocio como forma de realizarse, dando importancia al pasear por el campo, al vivir la vida como una aventura llena de esperanza. Así escribe : “Siempre hay un horizonte nuevo para el que mira adelante; y aunque habitamos en un minúsculo planeta, sumergidos en asuntos baladíes y no por más tiempo que el breve período de unos años, estamos formados de tal modo, que nuestras esperanzas son tan inaccesibles como las estrellas y antes termina nuestra vida que nuestro esperar.”

Autor considerado dentro del estilo del Romanticismo, y famoso por sus viajes y sus novelas de aventuras. Un rara avis dentro de su época aquejado siempre por la enfermedad, lo que hace que la muerte esté muy presente en todos sus ensayos.

El libro se lee muy rápido, con un estilo de escritura moderno, sirve para conocer al novelista de “El Dr. Jekill and Mr. Hyde”. Interesante para quienes disfrutan leyendo ensayo, y para quien quiera acercarse al siglo XIX, visto desde la visión romántica del siglo XVIII, su precedente.

Reseña de “Memorias de África” de Isak Dinesen

11508355

Nueva excepción a la máxima de que el libro siempre está mejor que la película.

En un principio me pareció comprender la fama del libro anterior a la película protagonizada por la famosa pareja de Redford y Streep. Bien, pues olvidaos de la sugerente escena de Redford lavando el pelo a Streep. No la encontraréis en el libro.

Volvamos a la letra impresa y olvidemos por un momento la película. En un principio me maravilló la forma de escribir de la autora que encontraba el modo de hacernos casi sentir y oler las tierras de África. Casi notabas el polvo en la boca. La frase que me vino a la cabeza fue que no se trataba de un relato sino de un cúmulo de sensaciones. Era estupendo sentir el libro y, en consecuencia, sentir África. Pero hasta de lo más bueno uno se cansa si es en exceso y creo que fue lo que me sucedió. Pasó a convertirse en algo cotidiano y normal conforme continuaba leyendo. Además, según iba discurriendo el libro, el aparente orden en la sucesión de los episodios y anécdotas (a pesar de los saltos en el tiempo) terminó siendo una suma de anécdotas. Incluso muchos de los asuntos que podrían considerarse importantes eran pasados por alto o simplemente insinuados en favor de las sensaciones que sentía la autora y protagonista del relato. Y la segunda parte del libro ya fue el caos total. En este caso creo que se cumple el dicho de lo bueno si breve… porque hubiera sido una novela que hubiera mantenido mi interés si hubiera concretado y ordenado la historia. Incluso episodios que deberían estar cargados de emoción (perdonad que vuelva a la película) son demasiado contenidos. Parece como si solo África fuera lo importante, pero al final no es lo suficiente para que ella permanezca en aquellas tierras. Incluso el matrimonio con el barón apenas se sugiere y lo conocemos por muy pequeños detalles que da como de pasada.

Así que, como he comenzado, una nueva muestra de que no todos los libros superan a sus películas.

La séptima función del lenguaje


Una novela del año 2015, de un joven autor francés: Laurent Binet , que tras un gran éxito con la novela anterior repite fórmula. Sin haber leído la novela anterior no puedo compararlas. La trama es un crimen, su esclarecimiento, y por lo tanto deberíamos encontrarnos con una obra policíaca o un thriller. Y si fuera un clásico tendría como Macguffin la séptima función del lenguaje. Pero el autor elige a dos protagonistas, parias e irrelevantes que se embarcan en una absurda aventura para averiguar quién mató a Roland Barthes. El escenario principal es la ciudad de París de los 70, y los personajes secundarios la pléyade de intelectuales más o menos de izquierdas que formaron la conocida French Theory. Pero no piensen que les van a encontrar filosofando. Su papel es ser personajes caricaturizados y puestos al servicio de la comedia y el enredo.

Cada página que leemos nos hace olvidarnos del asesinato, y el libro torna una novela cómica de enredo, con extravagancias, exageraciones y confusiones. Algo así como la película Con faldas y a lo loco. De forma que los protagonistas: un investigador de la Policía y un joven profesor universitario, mantienen una búsqueda que es a la vez una huída hacia adelante. Con un final que es el argumento de todo el libro, el poder de la comunicación.
La novela no es recomendable a quienes busquen intriga y misterio. Tampoco a mi parecer llega a ser una comedia de enredo al uso. Los personajes son muy caricaturizados y se convierten en objeto de burla. Es un libro para pasar el rato, si deciden leer lo espero que bueno. Abran el libro como entrarían a ver al teatro una comedia de gags y payasadas.

Humanismo y sociedad del Renacimiento


Libro de historia muy concreto y resumido. El autor David García bien conocedor de la época en la que se centra nos va a detallar los acontecimientos históricos y los personajes que los protagonizan. Este período de la historia que tanto ha dado que hablar y escribir se denomina Renacimiento, su característica principal es ser un período de transición entre la Edad Media y la Edad Moderna. Y unas de las corrientes de pensamiento que surgen durante este período es el Humanismo. Es aquí dónde el libro sigue la bibliografía existente y nos sumerge en la vida y obra de los principales pensadores. Erasmo de Rotterdam, Tomás Moro, Juan Luis Vives o Antonio de Nebrija.

Para el autor el Humanismo es una corriente de pensamiento práctico que circula por toda Europa ganando adeptos, a ser posible poderosos, influyentes y cultos. Por que los protagonistas escriben sobre el poder, el cambio y la necesidad incesante de aprender. Así los textos no sólo dibujan un nuevo panorama sino que principalmente abren nuevos caminos. Por ejemplo Maquiavelo o Lorenzo Valla que son actuales en la configuración y el debate de la modernidad.

De esta forma el autor en su Epílogo nos invita a conocer el Humanismo a través de los textos de los protagonistas. De hecho deja algunos pequeños párrafos de libros de dicha autoría.

El libro es recomendable a los amantes de la Historia. Es corto y se lee rápido para lo que suele ser el libro de Historia. Escrito de forma didáctica, con muchos textos de la época para justificar las ideas postuladas. Por supuesto para quienes quieran saber que es el Humanismo y el Renacimiento es  idóneo.

Informe sobre la tierra: fundamentalmente inofensiva


La última entrega de una trilogía de cinco libros. Es una novela que se lee a la velocidad de la luz. Nada de lo que narra tiene sentido ni debe buscarse un doble o triple sentido. El autor Douglas Adams escribe para diversión propia y ajena, considerado un cómico no busca sino pasar un buen rato escribiendo y hacer reír con su ingenio. La novela que no tiene fin así como no tiene pies ni cabeza se titula “Guía del autoestopista galáctico” pero no es una guía como tampoco es un informe el libro que nos ocupa. 

El argumento es sencillo, una serie de personajes van de aquí para allá por una galaxia o hiperespacio y conocemos sus aventuras y desventuras. Son extravagantes por que todo lo que sucede en el libro lo es. 

Recomendable a los seguidores de la Ciencia-ficción siempre y cuando no se lo tomen en serio. Pues nada serio van a encontrar en la Ciencia de esta novela. Es una comedia de enredos salpicada de algún comentario irónico de vez en cuando, con un toque muy de humor británico. Un lío del que lo menos importante es el orden de lectura de la trilogía o lo que sea.

Reseña de “Estados Unidos de Japón” de Peter Tieryas

32786483

Cuando una portada te promete más de lo que te da.

No es que esperara un libro de los que pervive en tu recuerdo. Solo buscaba entretenimiento dentro de una historia de ciencia ficción. La portada me prometía aventuras, acción; al modo en que me dio una y otra cosa El despertar del leviatán de James S. A. Corey, no esperaba más… ni menos.

Parte de una premisa que ni siquiera es original, como el mismo autor confiesa. Se basa en la idea de El hombre en el castillo de Philip K. Dick. Una ucronía en la que no son los aliados los que ganan la Segunda Guerra Mundial, si no que, en el caso que nos ocupa, es Japón uno de los vencedores. Podría aceptar la falta de originalidad si me hubiera dado lo que me prometía: acción, pero esta está distribuida de forma muy irregular a lo largo del texto. En unos momentos parece que estamos ante una película de acción que nos puede incluso llegar a recordar a Blade Runner o El quinto elemento por la variedad y colorido de sus personajes, pero me ha parecido una acción artificial. Era como si realmente estuviese leyendo el guion de una película y no una novela. Más interesado su autor en describir lo variopinto de su entorno que en encuadrarnos la acción.

Junto a estos momentos de acción o, incluso entre ellos, nos introduce casi monólogos que son más reflexiones y justificaciones de los personajes en voz alta que un diálogo con sus interlocutores. Estos, a veces, son simples excusas para que el personaje nos cuente lo que piensa y por qué actúa así.

Luego están esos personajes que solo aparecen para ayudar a los protagonistas a solucionar un problema para el que no tienen solución por sí mismos. Simples instrumentos que no aportan prácticamente nada más a la acción.

Siguiendo el hilo de los protagonistas, no he conseguido empatizar con ninguno de ellos. No parecen personajes reales; su forma de actuar es muy errática y no convencen totalmente con sus motivaciones. Motivaciones que, varias veces, tienen que explicar a través de esas “conversaciones” de las que he hablado por no quedar claras por su forma de actuar.

Resumiendo, mi crítica termina con la frase que he escrito en primer lugar y que describe muy bien lo que me ha parecido: cuando una portada te promete más de lo que te da.