Seis años que cambiaron el mundo 1985-1991: La caída del Imperio soviético

Primera reseña de un libro de historia. Los libros de estas características se componen de descripciones de personas y hechos. Se hace acopio de datos biográficos y de sucesos temporales, relacionando los unos con los otros. La autora del libro es una experta en la historia moderna de Rusia. Los autores de libros históricos suelen ser muy conocedores de las personas implicadas en los acontecimientos que relatan, bien por trato personal o por el uso de bibliografía sobre dichos personajes históricos. Lo mismo pasa con los acontecimientos o sucesos, o bien los autores han sido partícipes en ellos o han leído y hablado con personajes que los vivieron. En el libro que nos ocupa Hélène Carrère se centrará en los años en los que la URSS pasa a ser Rusia y cambia sus fronteras y espacio de influencia geopolítico, hasta llegar a desaparecer como concepto.

El libro está dividido en tres partes y un largo epílogo. La primera parte trata de la ascensión del principal protagonista M. Gorbachov. La segunda parte se centra en las decisiones del protagonista como máximo responsable de la URSS, fuera y dentro de sus fronteras. Y de las dificultades con las que se encuentra, entre ellas el ascenso de su contrario B. Yeltsin, desde un aspecto político y personal. La tercera parte cuenta la caída en popularidad dentro del territorio ruso y sus influencias del protagonista M. Gorbachov, sin colaboradores que huyen o parten al bando de B. Yeltsin, quien proclama la desaparición de la URSS y por lo tanto del papel político que ejercía M. Gorbachov. La última parte es un extenso epílogo sobre los hechos del nuevo protagonista principal por ser el máximo mandatario de Rusia. Un antiguo imperio, que deja de ser una Unión de repúblicas, para ser una Federación. En esta última parte se narran los hechos de formación y desarrollo de la actual Federación de Rusia. Por lo tanto supera el año 1991, y acaba con el abandono del poder del protagonista B. Yeltsin y la entrada de su sucesor V. Putin.

Del libro lleno de nombres y fechas, hay que destacar que la autora pone relevancia en las decisiones y las consecuencias de las mismas, de todos los principales personajes. La importancia de sus creencias. M. Gorbachov y su visión de un mundo en paz, transparente y socialista. La creencia de B. Yeltsin de una Rusia federal, socialdemócrata y gobernada por un hombre fuerte y enérgico. Y la sociedad rusa, cansada de los privilegiados del Partido PCUS: mediocres, viejos, atenazados por una “guerra fría” y de espaldas a los problemas, la miseria y las ideas de sus gobernados. 

Recomendable a las personas interesadas en la historia del siglo XX, sobre todo de Europa y Asia. Son 351 páginas, densas y llenas de nombres y fechas, pero de una reconocida internacionalmente experta en Rusia. No hay valoraciones políticas e ideológicas. No esperen disgresiones sobre comunismo, democracia, propiedad privada, etc. (no es un ensayo). Sólo hechos y la constatación de sus consecuencias.

El misterio de la carretera de Sintra

La novela está escrita a finales del siglo XIX, en Portugal, por dos autores amigos, de los que destaca Eça de Queirós. Es la primera novela del autor, y le sirvió para darse a conocer. Pues como un juego ambos decidieron publicar por entregas en un periódico la narración, como se había hecho durante el siglo en los famosos folletines

La novela toma así un carácter folletinesco. Pero no es una narración al uso, si no que lo hacen de forma epistolar. Leemos cartas que se publican en el periódico, para informar de un hecho, sin decirnos si es ficción o real. Dirigidas al editor del periódico para ver si algún lector puede dar solución al misterio. Por lo tanto, como vemos en la introducción de la edición, es otro juego de los autores, con los lectores y con la verosimilitud de la historia. 

El estilo varía de las primeras cartas a las últimas. De ser una novela de misterio a lo Sherlock Holmes se convierte en una de amor romántico. Por lo tanto se podría incluir en el movimiento post romántico,  su toque aventurero, intimista, realista y simbólico. Pero parece que el autor o autores quisieran jugar también con el lector y las cartas son cada vez más del movimiento del romanticismo, por esa prioridad absoluta por los sentimientos que tienen los personajes, unos con otros. Y con un final a lo Chateaubriand

Es difícil hablar de los personajes sin llegar a descubrir el misterio. El cuál va perdiendo importancia, y lo toma la relación de amor entre los protagonistas masculino y femenino. Los vaivenes románticos de ese amor desvelarán el evidente misterio y final de la novela.

Es un libro difícil de recomendar. No tiene el nivel de las grandes novelas románticas. No es realista. El autor continuará con esta última corriente literaria. Él mismo lo considera un libro fallido, siendo su primera narración. Pero tiene el gusto de lo iniciático. El uso de la carta (email), que tanto se lleva en la actualidad. Pero lo he finalizado con la sensación de haber sido engañado por un hábil jugador. Si fuese un romántico me batiría en duelo con el autor, teniendo como testigo a Ramalho Ortigão, el coautor de tan infame engaño.

El Conquistador del Mundo: Vida de Gengis Kan

Es la primera reseña de un libro de no-ficción, catalogado en biografía. Sobre una persona que vivió durante el siglo XIII en Asia. No voy a valorar a la persona. Me centraré en comentar el libro y destacar la creación del personaje.

El libro escrito en tercera persona, lleno de frases de los escritos de referencia, narra la vida y obra de Temuyin, conocido y nombrado por sus seguidores Gengis Kan. No contiene diálogos. La narración se sucede en muchos capítulos, no muy extensos, de los acontecimientos más importantes, que llevaron a la creación del Imperio Mongol. Por lo tanto es un resumen de la vida del principal protagonista de este hecho histórico. Pero escrito como una novela que nos describe un mundo desconocido, con gran cantidad de descripciones de la geografía y de algunas costumbres y ritos de estos pobladores, nómadas, cazadores que viven en condiciones casi “primitivas”.

¿Cuánta verdad o falsedad contiene el libro?. Las fuentes de dicha Historia son los escritos de los Mongoles, en los que Yemuyin es “un chico que tiene fuego en la mirada y su rostro es resplandeciente”, personaje héroe que la leyenda describe de forma positiva. Y en estás fuentes se basa la primera parte del libro: niñez y ascenso social, junto con la segunda: Guerra entre las tribus mongolas y su “coronación” de Kan. Y las fuentes chinas y sobre todo persas. En las que el personaje es “el demonio”. Tercera parte del libro en la que el autor rápidamente narra la conquista del Norte de China y del Imperio Persa-musulmán hasta llegar a Europa. Aquí el personaje es un psicópata, asesino sin piedad y cruelísimo. 

Para Europa, el mundo asiático es aún un gran desconocido, sobre todo las regiones mongolas entre el desierto del Gobi y la estepa siberiana. Marco Polo aún no había iniciado su viaje. Así que para el historiador de hoy saber cuanto hay de fantasía de escribiente que a lo Tolkien nos dibuja un mundo que quiere que recordemos, o de relato verídico de los hechos. Es toda una tarea difícil y quizás imposible.
Recomiendo el libro sólo a adultos, no muy sensibles ni susceptibles. A los que gustan de la Historia.A quienes les gusta la leyenda y la fantasía, lo encontrarán interesante. Pero les aviso que en esta narración de aventuras, guerreros a caballo, chamanes, monjes, ciudades maravillosas, mujeres bellas, amor, fidelidad, festines, terror y masacre. Entre sus letras y palabras, el sudor, las lágrimas y la sangre huelen. Y huelen mucho. Tanto como para ponerte los pelos de punta.

Dejó un video con documental en español de la BBC sobre el personaje protagonista del libro. https://youtu.be/X0Kx9nIM9YI

El Señor de los Anillos Musica

El Señor de los Anillos no es una simple saga de libros. El Señor de los Anillos es algo muy superior a la suma de sus partes: es la obra que encumbro y dignificó un género, lo sacó de los pulps y lo puso en la escena académica. La obra de Tolkien ha sido la punta de lanza que ha tenido el género fantástico de abrirse camino y demostrar que los mundos imaginarios son mucho más que un divertimento vacío para niños y adolescentes -aunque flaco favor le están haciendo al legado del sudafricano la mayor parte de los estrenos editoriales, tan hambrientos de éxito y fama que se dejan olvidadas en el tintero la magia, la imaginación, el ensueño-. Pero no solo dejó su impronta en la literatura; le pese a quien le pese, la trilogía cinematográfica que Peter Jackson realizó con las primeras luces del nuevo milenio también consiguió lo impensable: convertir al género fantástico en un taquillazo. Pocas películas han alcanzado las proporciones que alcanzo El Señor de los Anillos, ni siquiera El Hobbit, el mejor ejemplo de como las buenas intenciones se mancillan cuando el dinero vuelve a una productora avariciosa. Sin embargo, ni os traigo aquí un análisis de la obra de Tolkien, ni un comentario sobre las películas, hoy quiero mostraros como estos libros lograron influir en la música.

Esta de más decir o reivindicar la banda sonora original de las cintas compuesta por Howard Shore a estas alturas, creo que nadie puede negar ni su calidad ni su repercusión en la cultura popular. Leyendo estas lineas seguro que a alguno ya se le ha pasado por la mente alguna de las innumerables tonadillas de las películas. Por eso quiero mostraros la música que logro inspirar el libro, concretamente a Rick Wakeman, uno de los mejores y más importantes teclistas de rock, integrante de Yes durante algunos años y desde entonces autor de multitud de álbumes en solitario. Este Songs of the Middle Earth es un recorrido musical por los grandes momentos de la saga y los lugares que recorre La Compañia en su epopeya. No esperéis encontrar en este disco los bucólicos pasajes que daban vida a La Comarca ni esas fanfarrias épicas con sus coros profundos y amenazantes, el estilo de Wakeman es muy diferente, el es un teclista, uno de los mas rápidos y virtuosos que se han dejado ver en la escena musical, así que cada tema esta protagonizado, sobre todo, por numerosos teclados y sintetizadores, percusión electrónica y un enorme colorido. Aun teniendo un tratamiento netamente electrónico, no creáis que la atmósfera mágica se ve perturbada. Este álbum debe verse como un complemento, una interpretación personal que la obra de Tolkien ha dado desde su publicación, un homenaje más. Quien sabe, quizá os guste y os haga ver los libros y las películas con una perspectiva diferente. Por mi parte, me despido dejándoos en manos de los teclados de Rick Wakeman.

La historia de Samuel Titmarsh y el gran diamante Hoggarty Música 

Tenemos que volver a hablar del director Stanley Kubric, quién llevo al cine la versión del libro del autor William M. Thackeray, La suerte de Barry Lyndon, publicado posteriormente al de La historia de Samuel Titmarsh y el gran diamante Hoggarty.

Ambos libros tienen relación, al tener sus protagonistas un ascenso y una posterior caída en el éxito social. De ellos se sirve Thackeray para ironizar sobre la sociedad en la que habitan y sobre ellos mismos. Y Kubrick supo plasmar éstas características en la película Barry Lyndon de 1975. Pero la bondad del protagonista Samuel Titmarsh es todo lo contrario del protagonista Barry Lyndon, pícaro, cínico y malvado.

La película se llevó muchos premios. Pero yo quiero destacar el Oscar de la Academia de Hollywood a la Banda sonora. El vídeo que abre la publicación es en mi opinión todo un acierto, una de las mejores composiciones de Franz Schubert. Dejo otros dos vídeos, momentos importantes en la trama de la película, dónde se usa dicha composición musical.

https://youtu.be/qhvD58HUp3I
https://youtu.be/yxiZbMHn5RI

La historia de Samuel Titmarsh y el gran diamante Hoggarty

Una novela de un contenido moral indudable, que no voy a analizar. Me quiero centrar en el estilo del autor: William M. Thackeray. De nuevo un escritor que hace de la ironía su caballo de batalla. Nace y desarrolla su carrera en la Inglaterra de la época victoriana. Nos encontramos por tanto con una “City”, Londres como el eje sobre el que gira los negocios de la reciente revolución industrial. Allí se cruzan los caminos de los hombres y mujeres provenientes del mundo rural para obtener éxito y porvenir. No sólo de las Islas Británicas, si no de medio mundo. El propio autor nació en Calcuta, India. La narración es en primera persona, el escenario la “City” de la que acabo de hablaros. El protagonista un candoroso joven, ansioso por triunfar en la vida, trabajar honradamente y casarse con su amada, que espera paciente en su pueblo a que el amado ahorre o consiga un sueldo con el que instalarse juntos, en un humilde hogar de Londres.

¿Por qué ironizar con la vida de este imberbe joven que cree en el amor y el trabajo honrado? He de reconocer que es la primera novela que leo del autor, que tiene escritas dos novelas consideradas por la crítica sublimes: La feria de las vanidades Y  Barry Lyndon . Y según tengo entendido en todas hace gala de intentar comprender el mundo que le rodea a través del humor y la sátira. 

En la novela el protagonista Titmarsh se encuentra en una sociedad tremendamente clasista, machista y materialista. Un diamante, un apellido aristócrata, un especulador, una empresa aseguradora nada segura, matrimonios por conveniencia, usura, estafa, falsas apariencias, hipocresía. Thackeray nos muestra con realismo este mundo que conoce, y en mi humilde opinión de forma muy acertada con ironía.

Es difícil recomendar un libro de un autor que tiene dos obras maestras de la literatura. Sin embargo no es denso, se lee fácil y en poco tiempo. Sirve para acercarse a conocer el estilo del autor. Tiene un final feliz. Pero sobre todo no olviden que estamos en otra época, y el autor cree en el amor, en el trabajo honrado, en las clases sociales, en una mujer más libre y en la justicia divina.

La naranja mecánica Filosofía 

En el libro el autor Anthony Burgess, que fue educador, introduce sin nombrarlo un experimento conductista, a partir del cuál ironiza sobre la posibilidad y resultado de condicionar al protagonista de forma aversiva, a cualquier comportamiento violento, de rabia u odio. El experimento del libro es ficción pero no tanto su base teórica. Seguir leyendo “La naranja mecánica Filosofía “